The way we ending [Bastian-Privado]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

The way we ending [Bastian-Privado]

Mensaje por C. Lorrine Lemonie el Miér Feb 05, 2014 11:09 pm

No logro recordar a qué hora Bastian se levantó de la cama, no recordaba bien ni a qué hora había salido de la casa para hacer su rutina diaria con Joe, nuestro pastor alemán, el cual estaba entrenado para proteger y cuidar las afueras de la casa, mientras que Francine la labrador Golden de color negra se quedaba adentro de la casa cuidando a las personas dentro de esta, teníamos bien entrenados a nuestros perros después de todo han pasado dos años desde que llegamos a Salem y yo aún no confió en ninguno de los hombres y mujeres del pueblo. Me sentía perezosa para levantarme hoy no era un buen día y Bastian tal vez no lo recordaría, ya que como ha olvidado llevar la cuenta de los días que pasan, ni siquiera sabría que día era hoy, pero yo sin ver un calendario lo sabía... Mi cuerpo lo sabía, todo mi mana se alborotaba dentro de mi sin ningún control, pero solo aparentaba estar enferma como siempre cuando no podía contener la naturaleza de mi ser.

Mi marido había vuelto ya de correr y yo seguía en cama, paso por un lado mientras que ambos perros subían a la cama, esperando por alguno de nosotros, Bastian seguramente se había metido a bañar, yo debía de salir de la cama para preparar su desayuno... El alcalde de Salem debe ser siempre atendido por su esposa, este en el estado en el que este. Al levantarme Joe se levantó por igual ahora siguiéndome a mí por toda la casa, Francine se quedó en la cama esperando a Bastian; entre en la cocina e inicie a preparar el desayuno, huevos con salchicha y tocino, pan francés con mucha azúcar, jugo de naranja natural y un café cargado sin leche, para que llevara en el camino. Para cuando estaba terminando de poner el café mi estómago se sintió débil, vacío y lleno al mismo tiempo, con muchas nauseas, no pude resistirlo y corrí a vomitar al baño, mi cuerpo no lo controlaba no podida decirle que hoy era un día como cualquiera porque no me creería, hoy era el día que perdí a MI Bastian y a Hélène, mi princesita... Sus cuerpos mutilados, perdidos, vacíos. Cerré los ojos mientras vomitaba al recordar esas imágenes, hace un año paso más o menos lo mismo y explique a Bastian lo que pasaba, pero le restó importancia el saber q hoy era el día en que mi esposo había muerto.... Realmente le había ocultado que mi hija recién nacida igual había muerto, tal vez durante las primeras semanas se dio cuenta que estaba lactando un poco, pero jamás pregunto, solo insinuó el de tener un bebe, cosa que jamás pasara.

Y aun me pregunto si aun había sido buena idea haberlo traído a Salem, el lugar donde los brujos son más abundantes y la familia Ryder era... Era líder de la ciudad, su familia era la líder e la ciudad, él era el que condenaba y perdonaba en esta ciudad, de la cual yo me debí haber ido hace años, solo no sé porque Bastian no siguió el plan de divorciarnos.

FLASHBACK

La pelinegra remaba con lentitud en el pantano, sin nada de apuro, como si el tiempo se hubiera detenido y solo ella existiera, justamente así era como se sentía Lorrine en ese instante, solo ella en ese mundo donde no quería estar sin el amor de su vida y la niña de sus ojos, estaba tan desconsolada que era difícil describir el brillo en su mirada, porque no había ninguno, solo era el remando sin algún destino fijo, paseando en el gran pantano perteneciente a New Orleans, el pantano que ella conocía muy bien, que tenía conciencia y no importaba que tan baja o alta estuviera la marea, ella sabía bien por donde ir pero no tenía dirección fija. No recordaba cuando fue la última vez que había venido a ese lugar, tal vez unos 20 años ya, no lo sabía con exactitud, pero le traía calma, paz, tranquilidad a su pobre y triste alma; si tan solo pudiera quitarse la vida, si su forma de hacer negocios no se lo impidiera, ella ahora mismo se ahogaba en ese mismo pantano que le daba paz, se detuvo por un instante meditando que tanto podría nadar hasta el fondo cuando algo externo a ella le hizo tener todos sus sentidos alertas -nana- lo dijo sin pensarlo comenzando a remar donde sentía aquella fuerza de su bisabuela, ella no podía estar en el lago, estaba muerta, estaba segura de ello, eran los dones de Marie, en su cabeza escuchaba la risa burlona del Barón ante la coincidencia y la ironía, él amaba esas cosas en la vida de "Lulú".

Llego al punto donde estaba el punto de donde emanaba la magia de Marie, y para su sorpresa no había nada más que un cuerpo en el fondo del lago, atado a algo para que no lograra salir de allí, era el cuerpo de un hombre que ya estaba azul de haber tragado tanta agua, que lograba ver tan bien porque la marea era baja en ese punto, y de allí abajo era donde venía esa magia.

—Se lo que estás pensando Lulú— esa misma voz ahora se escuchaba más fuerte más materializada, sabía que estaba en el bote que ella estaba y odiaba que él se encontrara en ese lugar —Pero yo cumplo con todos los tratos que hago con todas las almas valiosas— subio sus pies al asiento que estaba vacío frente a Lorrine y al Barón, recargándose a sus espaldas.

—Entonces que es lo que siento exactamente ¿Por qué puedo sentir a mi abuela?— el Barón sencillamente comenzó a reír de nuevo y se desvaneció. Realmente Lorrine quería bajar y averiguar que había abajo en el pantano.

Respiro profundamente una y otra vez, pensando si realmente debía de bajar, comenzó poco a poco a quitarse el abrigo que traía puesto, dejando sus cosas protegidas del agua sin importar que fuera lo que fuera a pasar debía bajar. Se preparó para brincar y zambullirse en el agua del pantano, nado con facilidad y sin problema alguno hasta comenzar a ver ese cuerpo flotante en el lago, atado como si alguien hubiera querido deshacerse de él… que le pantano lo ocultara para siempre, era un hombre de cabello negro, estaba blanco casi podría afirmar que azul por la falta de oxígeno en sus pulmones, ladeo la cabeza sin la oportunidad de llegar hasta el fondo, comenzaba a atar los cabos sueltos, que era lo que pasaba, donde era que estaba y quien era la persona del fondo. Si tenía aquella energía de su bisabuela y era ese hombre… debía ser ÉL hombre que había hecho que cada una de las mujeres de la familia de Lorrine, sufriera a tal grado de querer morir justo como se sentía ahora la pelinegra; apretó sus puños y subió nuevamente a la superficie para tomar aire, respirando agitadamente, enojada, molesta, no era el mejor momento para encontrarse con ese maldito bastardo, en esa ocasión, no quería hacer nada al respecto pero estaba atrapado allí ¡Debía ayudarlo!

—¡Maldición! ¡Maldición, maldición, maldición! ¡AY!— golpeo la balsa frustrada y esta se movió tambaleándose…. Debía de sacarlo del fondo bajo algún motivo, si lo sacaba tenía dos razones si lo hacía, primero debía de dejarlo libre y que hiciera lo que entendiera, la destrucción masiva conocida de todo lo que sabía que podría hacer la clase de hombres como él o segundo… tenerlo bajo su poder, siendo su esclavo y tratarlo como tal.

Miro al cielo y negó con la cabeza, volviendo a tomar aire para volver a bajar, noquearlo mentalmente y poderlo sacar del pantano sin ningún problema y contarle alguna historia, hacerle quedar por su voluntad y someterlo al mismo tiempo o solo dejarlo ir, lo que debía hacer era dejarlo ir, aunque supiera que sus destinos estaban unidos no iba a hacer que él se quedara con ella por su propia salud, aunque por dentro ya no le quedara nada.
avatar
C. Lorrine Lemonie
Brujo Vudú

Mensajes : 14
Fecha de inscripción : 08/11/2013
Edad : 38

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The way we ending [Bastian-Privado]

Mensaje por Bastian A. Ryder el Jue Feb 06, 2014 2:00 pm

Mis pasos sonaban en el asfalto de la calle, el cascabel de Joe resonaba al igual que su jadeo, el sudor en mi frente se notaba ya y mi respiración era acelerada, la música resonaba en el iPod que mi esposa me había regalado , aun e costaba trabajo entender todo eso, aparatos con electricidad las cuales yo pensaba que era cosa de brujería , como un foco se prendía solo con picar un botón, como cajas metálicas subían y bajaban con solo apretar un botón, igual la caja con imágenes todo eso era sorprendente, pero después de años de explicaciones por parte de Isabelle y Lorri entendí que es posible con métodos científicos, antes me alumbraba con velas y era mágico igual, la música no estaba guardada en cajitas o en cd´s , a su vez era terrorífico pero asombroso y a su vez ya lo había comprendido y podía vivir con ello. Pero estaba el otro tema, las brujas, poder levitar cosas, moverse en segundos de un lugar a otro, prender fuego, meterse en las mentes, curar con plantas o con mera magia, eso no lo aceptaba y eso era lo que más odiaba, yo había sido víctima del deseo lujurioso de una maldita bruja mestiza y ella me había usado como un mero objeto para sus deseos lascivos. Me detuve un momento para tomar aire y Joe salto a mi pecho ladrando, como si el comprendiera que estaba frustrándome al pensar eso –No pasa nada muchacho, venga, regresemos a casa- le acaricie la cabeza y me dispuse a correr de vuelta a la casa.
Una vez llegando ahí serví la comida para los dos perros- Anden, a comer o su madre me matara- abri el refrigerador y tome el cartón del jugo de uva que había ahí y me lo tome tan rápido como mi sed me lo pedía, lo deje ahí pues después me lo acabaría y subí hacia la habitación para meterme a bañar e ir a la alcaldía, Lorri se veía plácidamente dormida y uno de los perros se subo a la cama acostándose con ella- ya llegue cariño- susurre tomando una toalla del estante y cerré la puerta tras de mí, al abrir la regadera un escalofrió me recorrió, el agua me daba miedo yo no podía ir a navegar cuando me invitaban yo no nadaba y el solo sentir el agua caer por mi rostro me aterraba, pasar más de 120 años debajo del agua era odioso y aterrador.

Flashback


“Dodo, l'enfant do, L'enfant dormira bien vite” cantaba en su mente perdido en su tumba “Dodo, l’enfant do .L'enfant dormira bientôt.” Recordaba la canción que le cantaba a su bebe mientras este todavía estaba en la panza de su amada esposa “Une poule blanche Est là dans la grange.” Recordaba como su esposa acariciaba su rostro a la vez que él apoyaba este sobre el vientre abultado dando la más bella escena de una familia perfecta “Qui va faire un petit coco.Pour l'enfant qui va fair' dodo.Dodo, l'enfant do, L'enfant dormira bien vite” Esa canción se la habían cantado a el de pequeño ya un la recordaba a la perfección , para su maldita suerte recordaba todo con recelo, nombres rostros, gustos, aromas y eso tambien era parte de su castigo, el seguir ahí hundido en el agua , amarrado a una gran piedra la cual no le permitía salir de ahí, sus ojos cerrados y su cuerpo arrugado por el agua y el paso del tiempo lo hacían ver de una forma tétrica, su ropa rasgada por el paso del tiempo y su cara pálidamente azulada dejaban ver que estaba muerto, aunque no era asi “-Dodo, l'enfant do ,L'enfant dormira bientôt. Tout le monde est sage .Dans le voisinage “- resonó en su cabeza pero ahora no era el cantando, era Sophie y en su mente se formó la imagen que tanto lo perturbaba, ella abrazándolo cuando el cayó enfermo por culpa de ella, su cabeza recostada en el pecho de ella sintiendo la respiración y su aroma a incienso y sudor , curiosamente un aroma muy encantador, ella le besaba alternadamente el rostro mientras cantaba –“Il est l'heure d'aller dormir .Le sommeil va bientôt venir , Bastian mon amour, mon prince avec des yeux bleus”- Sus últimas palabras después de la canción eran dolorosas, en verdad él había creído que estaba enamorado y no, todo había sido un hechizo y después de eso había pasado la tragedia, cuando esa mujer esclava lo dejo en su tumba.

Ese recuerdo hizo que abriera los ojos, eso y sentir la vibra de Sophie “Sophie….donde?” abrió los ojos y noto como alguien nadaba fuera de su alcance “no!, no , por favor regresa, regresa por favor Estoy vivo! “ empezó a moverse frenéticamente tratando de zafarse pero aquella persona no aprecia escucharlo “no! , regresa, por favor, te lo suplico, sácame de aquí!, sácame de aquí” Tenía miedo si la chica se iba podría estar ahí de nuevo por años, pero a la vez si la chica iba por ayuda al sacarlo verían que estaba vivo y lo acusarían de brujería o seria estudiado como un animal cualquiera, no lo permitiría “Por favor!, regresa….” Esa persona se alejó más y más pero la esencia de Sophie estaba presente, el agua se había vuelto cálida y turbia a la vez, aun cuando él se había movido como desesperado antes, la calma de aquel pantano se había roto totalmente, sus gritos resonaban por lo bajo del agua , pero solo resonaban para los animales que estaban ahí, seguía moviéndose con desesperación tratando de soltarse, pero estaba débil, muy débil, delgado tanto que sus costillas se marcaban, demacrado de un color azulado horrible, era un verdadero espectáculo de horror, claro está estaba en mejor condiciones que cuando lo encontró Isabelle pies en ese momento el sí parecía un cadáver “Juro que te matare si no regresas” grito según el pero claro está nada se escuchó, pero sus supuestos gritos empezaron a formar burbujas y estas salían a la superficie, la persona que estaba ahí debía sácalo, debía ver esas burbujas y asi lo salvaría , necesitaba aire, quería comer, quería hablar, quería sentir el sol en su rostro de nuevo, lo necesitaba con desesperación y teniendo esa oportunidad no al dejaría ir .
avatar
Bastian A. Ryder
Humano Inmortal
Humano Inmortal

Mensajes : 15
Fecha de inscripción : 21/01/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The way we ending [Bastian-Privado]

Mensaje por C. Lorrine Lemonie el Jue Feb 06, 2014 6:53 pm

Con toda la fuerza que tenía dentro de su cuerpo, continuaba viendo al agua, al cielo de un lado a otro, pensando y analizando bien todo lo que debía de hacer, la condición en la que estaba era deprimente, era horrible estar en un lugar atrapado, sin poderte mover, vivo solo viendo como no podías morir… volvió a mirar al cielo y suspiro bufando —Sabes porque lo hago nana… — sencillamente Lorrine no podía dejarlo en ese lugar, no importa que tantas cosa malas había hecho, que tanto mal había producido con un solo contacto con su bisabuela, ella debía de ayudarle en cualquier cosa que necesitara porque era un alma, un alma que seguía atada a ella y que todo aquello que a él le pasara ahora que lo había visto debía de ayudarle, había prometido ayudar a cualquier alma que se cruzara en su camino, buena o mala ya tenía un destino ya marcado.

Tomo suficiente aire para poder hundirse y volver a buscar al hombre atado debajo del pantano, nado con precisión como lo había hecho con anterioridad, al llegar a estar a su altura lo miro a los ojos e intento acercarse, solo un poco lo suficiente para tener el contacto y hacer que se desmayara, noto en su mirada algo de odio, de ira por estar de esa manera atado… conocía bien esa forma de mirar la había visto en muchas almas anteriormente, pero por igual podía notar que había tristeza, era un ligero toque de desesperación, agonía.... fue en ese momento que le hizo caer inconsciente al ojiazul, Lorrine cerró los ojos y volvió a nadar un poco más abajo y lograr soltarlo, cortando las cadenas que le ataban con pirokinesis, tardo un poco más de lo normal pero aun así logro hacerlo y tomo el cuerpo del francés que comenzaba a flotar por el torso, dejándolo sobre su hombro, nado lo más rápido que pudo y lo más precavido posible para que ella no fuera ahogarse. Llego a la superficie con el pesó del cuerpo reducido a puros huesos, aun así no podía moverlo bruscamente, porque podía fracturarle, así que con suavidad lo hizo levitar para llegar al bote, luego subió ella, lo vio acostado, en esa condición… era muy inhumano —¡Porque! Porque tenía que encontrarte yo ¿Por qué…?— suspiro con pesadez tomando el abrigo que anteriormente se había quitado para ponérselo a él, sus ropas estaban ya llenas de musgo, carcomidas por el agua casi podridas, estando en esas condiciones color azul debía alcanzar llegar a la horilla para hacerle RCP, remo lo más rápido que pudo con toda la fuerza dentro en sus brazos y llego a la horilla por donde había entrado al pantano.

Se bajó del bote y lo encallo en la tierra, para luego bajar el cuerpo de la misma manera que lo había subido, le daba miedo aun irlo a romper, lo puso en la tierra con cuidado y puso sus manos en su pecho, su corazón latía así que comenzó a contraer su pecho durante 10 intentos para luego darle respiración boca a boca, así lo hizo durante un tiempo hasta que comenzó a escupir el agua que había en sus pulmones, había logrado su cometido, se alejó sentándose en la tierra dejando que escupiera todo aquello que tenía dentro; poco a poco volvió a su color natural, aparentemente recupero el conocimiento y respiro aliviada de que eso pasara.

—Te encuentras bien… es un alivio— dijo lo más tranquila posible comenzando a escurrir su cabello ya que estaba lleno de agua de pantano, asqueroso en realidad, sabía que él estaba bien, era inmortal, nada le pasaría, pero ella no lo sabía, ella no podía decir que era una bruja, no aun, vería hasta qué grado reconocía su entorno, si recordaba algo, si hablaba en si aún francés, sus ropas no se veían tan desgastadas como debían de verse pero aun así eran raras… no eran como las de entonces… —Debo de llevarte a un hospital para que te revisen, el tiempo que duraste bajo el agua debió haberte hecho demasiado daño a tu cuerpo… ¿Cómo…? ¡no importa! Vamos tenemos que ir a que te revisen — Extendió su mano ofreciendo la ayuda de buena voluntad pero en su mente aún estaba la idea de… acuchillarlo cuantas veces pudiera, torturarlo y quemarlo hasta que se aburriera, rápidamente la risa burlona del Barón Samedi.
avatar
C. Lorrine Lemonie
Brujo Vudú

Mensajes : 14
Fecha de inscripción : 08/11/2013
Edad : 38

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The way we ending [Bastian-Privado]

Mensaje por Bastian A. Ryder el Lun Feb 10, 2014 12:20 pm

Pudo ver como algo se acercaba , no era algo, era alguien, la persona que había visto antes había regresado, sonrió torpemente por saber que lo salvarían, se emocionó y comenzó a moverse pero en cuanto esos ojos azules tan penetrantes como el cielo lo miraron y pequeño dolor cruzo su cerebro y se desmayó sin saber por qué, de nuevo estaba sumergido en una especia de oscuridad, pero no era la sensación que conocía, ahora si no sentía realmente nada, estaba inconsciente por alguna extraña razón.

El aire pego en su rostro y al hacer eso entro por sus fosas nasales inundando su cuerpo con aire, sus pulmones, llenos de agua y su estómago tuvieron la necesidad de expulsar todo lo que tenía adentro, se levantó abruptamente sentándose como si lo hubieran jalado del pecho y empezó a vomitar agua a grandes cantidades, o podía respirar bien pues había tomado demasiada agua, cuando logro dejar de vomitar empezó a toser con desesperación, poco a poco su piel empezó a tomar un color pálido pero más humano, abrió los ojos como platos y aspiro cuanto aire le permitía su cuerpo llenando por fin sus pulmones con este mismo dejándolo libre de toda agua- oh mon dieu, je suis sorti- dijo con una voz grave y áspera pues tenía mucho que no hablaba n producía sonido con su boca- Oh..- sonrió y se dejó caer hacia atrás, estiro sus manos y sus piernas moviéndolos poco a poco, volvió a aspirar el aire, sin prestar atención a la mujer que lo había sacado y no fue hasta que la mujer menciono el llevarlo a un hospital que se levantó y la tomo del brazo- No, por favor, no me lleves ahí- la miro con suplica, pidiendo piedad con la mirada, noto que la estaba agarrando demasiado fuerte y la soltó- lo…lo lamento, no quise. Yo- como demonios le iba a explicar que había estado ahí durante más de 10 años? , como le haría entender que era un ser inmortal gracias a el deseo de venganza de una mujer, una mujer por la cual no había podido hacer nada, el había querido defenderla pero no se podía mover, algo lo había detenido y por más que grito y forcejeo no se pudo mover.

-Com…como- tenía tantas preguntas , tantas cosas que saber- que año es?....sigo en nueva Orleans?...-se peinó hacia atrás el cabello mojado – Necesito un baño- hablo con aquel acento francés el cual después de tantos años no se le había borrado- Como, me encontraste?- se decidió a preguntar mirando a esa chica con piel pálida , tenía algo, no era la voz, no era su fisico en sí, era su mirada, una mirada tan parecida a la de alguien pero no sabía a la de quien, esa misma curiosidad, asombro, intriga que había visto Bastian en otros ojos los tenía la chica de cabellos negros y ojos azules- Gracias… perdona no agradecerte primero, gracias por sacarme de ahí- sería mejor que no buscara muchas respuestas de ella pues esas respuestas le harían hacer preguntas que Bastian por su propia seguridad no podía hacerlo .Su vista se debió de la mujer hacia todos lados, el cielo, el pantano, los árboles que daban sombra, la balsa en la que había sido transportado, todo parecía un sueño, no podía creerlo en verdad, estaba atónito, aunque hablaba no podía dejar de creerlo- Podrías….- sonrió y miro a la chica- podrías golpeare o algo que me haga dar cuenta que esto no es un sueño?- rio por lo bajo y en verdad lo necesitaba, antes había soñado tanto con su salida que ahora que era real no lo podía creer- a todo esto- tallo sus ojos pues veía borroso por tanto tiempo estar con los ojos abiertos debajo del agua- cómo te llamas?, yo soy Bastian – sonrió de lado y tratando de verse amable , cordial y agradecido sonrió mostrando un poco sus dientes, pero toda esa facha la arruino un crujido de sus tripas tan sonoro que puede jurar que hasta algunos pájaros salieron volando de ahí por lo fuerte, claro está ese rugido de tripas más la ropa mojada y llena de moho y su cara sucia restaban encanto al hombre.

Empezó a temblar por el ligero aire frio que estaba presente, después de por fin tocar de nuevo el aire se daba cuanta que ser inmortal no quería decir que no sentiría nada y en ese momento tenía muchísimo frio- Me…puedes llevar a la ciudad?- su estómago volvió a rugir y puso sus manos en su abdomen, sentía sus costillas un poco más arriba, se medió levanto y gateo hasta la orilla del pantano, miro su reflejo y era algo deplorable, flaco a tal grado que sus pómulos sobre salían mucho, podía notar las clavículas en su cuerpo más notorias que nunca, sus brazos eran delgados y no tenía mucha fuerza- Definitivamente necesito comida y mucha, necesito sol y un baño urgente- se dijo a si mismo pero lo bastante fuerte como para que la chica lo escuchara.
avatar
Bastian A. Ryder
Humano Inmortal
Humano Inmortal

Mensajes : 15
Fecha de inscripción : 21/01/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The way we ending [Bastian-Privado]

Mensaje por C. Lorrine Lemonie el Lun Feb 10, 2014 4:57 pm

Su francés era bueno aun, no había olvidado el hablar además de que todo estaba tranquilo había respirado sin ningún problema, y además se encontraba tranquilo, no era que debiera de estar en paz es solo que pensó que le iba a atacar y luego no sé… solo debía de mantenerse tranquila, tal vez no entendía el inglés —Vous devez aller à l'hôpital— pregunto en francés lo que le había dicho que debían ir al hospital, pero ahora la respuesta de él fue en inglés, sin problema, como si fuera su idioma natal, eso le pareció extraño, porque él no sabía hablar ese idioma, o eso creía ella que no sabía —De acuerdo no iremos al hospital pero podrías… estar tranquilo y no acelerarte mucho porque cero que te rompí una costilla o dos cuando te baje del bote… creo — eso no había pasado pero estaba tan flaco, tal débil, que cualquiera de sus huesos podría romperse al mínimo esfuerzo, ¿Cuánto tiempo era que había estado así? Ladeo su cabeza levantándose y viéndolo solo como estaba asustado, no comprendía, iba y venía, como si estuviera perdido de verdad, lo estaba, solo debía de asegurarse que estuviera en calma, tranquilo y nada malo pasaría. El abrigo que había dejado en el bote y su bolso, los recogió, poniendo el abrigo sobre los hombros de Bastian, era él…sabía que era él aquel hombre condenado a vivir para siempre —Podemos ir a mi casa si… es que tienes hambre— dijo luego de que sus tripas gruñeran, y medio sonrió —Bañarte, asearte, lo que necesites, si no quieres ir al hospital— estaba viendo su reflejo en el agua del pantano, y mientras ella le miraba a él, no sabía ya ni que era verdad, que era mentira, que debía de hacer con esta situación, se notaba que si estaba asustado y al mismo tiempo como aliviado. —J’ appelle Lorrine, Lorrine Lemonie  — le sonrió de una manera dulce y tranquila poniéndose a su altura a un lado viendo hacia el pantano —Esto sigue siendo New Orleans —

Frunció el ceño, levantando los labios haciendo un poco de énfasis en que no entendía porque preguntaba el año, ella sabía que era pero no podía darle a entender que era una “bruja” por lo que se controló y se hizo la ingenua, le miro torciendo la boca para luego sonreír —Es 2014… y te encontré porque la marea estaba baja y me llamo la atención lo que te sujetaba, era brilloso y algo, me llamó mucho la atención, no podía dejarte en ese lugar, sea el motivo que sea por lo cual estabas haya abajo tengo que sacarte de aquí para que estés mejor — Lorrine se levantó dándole la espalda y mirando al fango, debía de mantenerse bajo control, para no intentar ahogarlo nuevamente en el pantano o ahorcarlo con sus propias manos, no debía de comportarse así después de ver su condición física, su condición psicológica, no podía ser tan malo como paso, la historia la conocía, pero ahora ella podía defenderse contra cualquier ataque del cuerpo débil de Bastian —Vamos a la ciudad pero a mi casa, no te puedo dejar solo eso no— dijo determinantemente el NO, no iba a dejarlo suelto con esas fachas, con aquella finta de ser un cadáver asustando al a mitad de la ciudad, y si otras brujas lo encontraban lo querrían para ellas, otros fines como conseguir la inmortalidad y ese secreto se debe de ir a la tumba con ella —Allons-nous— espero a que se levantara e incluso le extendió la mano para tomar la suya y ayudarle, no quería lastimarle más pero en su cabeza aún estaba la idea de torturarle y causarle algún daño, debía de despojarse de cualquier idea que era que estuviera en su cabeza, eso no era bueno.

Lo guió hasta su automóvil para que se subiera, no parecía serle indiferente, ni le daba miedo, ya conocía bien lo que era un auto aparentemente, no le incomodaba que ella estuviera usando un pantalón, no le importaba absolutamente nada de lo que ella estuviera haciendo, todo era o aparentemente él estaba comportándose normal como si conociera todo y nada le molestara de lo nuevo que había en el siglo XXI ¿Quién era Bastian? Era realmente ese hombre… o era otro que de casualidad llevaba el mismo nombre, no podía ser el Bastian Lemoynd el cual llevaba ya unos 200 años bajo el agua más de 200 años y no le sorprendía nada un automóvil, hablaba bien el inglés, ¿Por qué algo de todo esto no era como debía de ser? Se subió al auto y dejo que él se subiera, pero antes de se subiera ella busco entre sus cosas algo de comer, aparentemente solo tenia barras de cereal, y fue lo que le dio a que comiera —Es lo único que tengo para comer mientras llegamos a mi casa, en ese lugar podrás asearte, cambiarte de ropa, te preparare de comer lo suficiente... —
avatar
C. Lorrine Lemonie
Brujo Vudú

Mensajes : 14
Fecha de inscripción : 08/11/2013
Edad : 38

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The way we ending [Bastian-Privado]

Mensaje por Bastian A. Ryder el Miér Feb 19, 2014 3:29 pm

Entró al carro y se sintió aliviado, estaba cómodo, seco- está seco- empezó a reír antes de que la chica regresara y abriera la puerta, tenía los ojos cerrados y las manos sobre su abdomen delgado, ladeo la cabeza y miro su rostro demacrado en la ventana, el sol y el mismo reflejo le permitían ver tenuemente su estado actual, pálido, ojeroso, delgado y sucio- que asco- musito y giro un poco su cara en cuanto la mujer le ofreció comida. Los ojos de Bastian se llenaron de luz al ver esas barras de cereal, eran 4 las que la mujer le ofrecía y sin decir nada las tomo con desesperado y las devoró una a una, las destapaba con dificultad casi arrancándola, las mordida como loco, masticaba y sentía todo el sabor en su boca, en más de una ocasión se llegó a atragantar y tosía, pero no podía dejar de comer , en menos de diez minutos se acabó las cuatro barras, su cuerpo parecía empezar a trabajar de nuevo, sintió como su estómago ya no se retorcía, aún tenía hambre pero esas barras habían apaciguado mucho el hambre de más de 15 años . Se giró para mirar a la chica y sonrió- gracias- miro hacia enfrente y cerró los ojos- vayamos a tu casa, por favor…- susurro antes de caer dormido en el carro, no sabía por qué pero el estar ahí le había relajado tanto que sus ojos solo se habían cerrado.

Lástima que para él el sueño siempre era corto, no habían pasado ni 15 minutos cuando se despertó alterado, se irguió en el asiento y se tomó del frente, empezó a respirar rápido, a grandes bocanadas de aire como si sintiera que seguía en el agua, miro a su alrededor y al darse cuenta que en verdad seguía en el auto sonrió de nuevo- no fue un sueño...- rio de nuevo y se llevó las manos a la cabeza , se giró y vio a La mujer- En verdad estoy fuera- respiro profundamente y se recargó en el asiento, en cuanto las casas empezaron a aparecer él se pegó a la ventana como si estuviera viendo un verdadero tesoro, todo era tan diferente, casas, autos, calles, las personas- Esclavos paseándose de la mano con aldeanos….. sigo sin poderme acostumbrar- musito mirando una pareja de una chica blanca con un hombre de color , seguía recorriendo la calle con la vista- Como es que sus esposos les permiten salir asi, dios mío sus piernas…que vulgaridad!- Si bien había estado ya afuera un largo tiempo no se acostumbraba si quería a que las mujeres mostraran las pantorrillas ahora muchísimo menos se acostumbraría a que las mujeres anduvieran por ahí mostrando sus muslos y su vientre y anduvieran paseándose asi en la calle.

Se recargo en el asiento y cerró los ojos- que falta de decencia, que irrespetuosas- aun aunque le “molestara” no podía negar el ser hombre y levanto un poco la cara y se asomó de nuevo, las chicas que iban caminando eran muy lindas y su cuero ni se diga, no podía evitar no mirarlas tenía más d3 40 años que no veía la piel de una mujer asi. Al pasar por una gran tienda había una bocina afuera y se escuchaba música de jazz la cual resonaba en todos lados, a Bastian le gustaba muchísimo era su gusto culposo la música que tocaba un negro le gustaba pero era bastante buena debía admitirlo- Miles Davis está tocando aquí!?- bajo el vidrio del carro- Ese hombre es un verdadero maestro con la trompeta- Miles era un trompetista, compositor de jazz muy reconocido cuando Bastan lo habían sacado del pantano la primera vez- por favor, frénate, tengo que saludarlo, estoy seguro que se alegrara de verme, yo le conseguí varias presentaciones- se giró y miro a La mujer – y yo era quien le bridaba el talento- levanto una ceja refiriéndose a las dogas- vamos frénate, tengo que verlo!- Bastian parecía no entender que ese hombre no podía estar vivo ya, habían pasado más de 50 años y cuando él lo conoció este hombre tenía ya como cincuenta y tantos años , a menos de que fuera un brujo o un inmortal como él lo vería de otra forma era imposible.

Se giró para ver a Lorrine e hizo una mueca – el no está vivo verdad?- no había sido su amigo pero si había tenido una esperanza de al menos ver que alguien a quien conocía estaba vivo, la sola idea de que él había estado sumergido tantísimo tiempo le aterraba, no quería volver, todo había sido una injusticia por la obsesión de una mujer y el odio a una raza. Se sentó ladeado y miro a la chica de ojos azules- Debes pensar que esto loco- negó y rio y decidió que mejor se enfocaría en esa mujer la cual le había salvado, era estúpidamente hermosa, nunca había visto semejante mujer antes, esos ojos, esa piel tan pálida, esa dulzura- Lorrine verdad?- ladeo la cabeza posándola sobre el asiento del carro – cuéntame de ti, quien eres, a que te dedicas?- se levantó- espera, tu esposo no se molestar porque me lleves a su hogar?- una mujer como ella claramente debería estar casada y Bastian no quería tener problemas, en ese momento no podía si quiera pegarle a una mosca, menso podría pelearse con un hombre – si te causo problemas está bien, déjame en el hospital- bajo la cabeza e hizo una mueca.
avatar
Bastian A. Ryder
Humano Inmortal
Humano Inmortal

Mensajes : 15
Fecha de inscripción : 21/01/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The way we ending [Bastian-Privado]

Mensaje por C. Lorrine Lemonie el Dom Feb 23, 2014 1:37 pm

Le daba tristeza, si le daba lástima, porque le tenía en concepto de que era un hombre malo, era malvado, despreciable y no tenía nada de eso en ese momento, era solo un hombre que había sido maltratado por el tiempo y que en su realidad estaba desnutrido, mal en todo sentido de experiencia, era otra alma más, alguien a quien ayudar después de todo, no podía hacer diferencia no ahora sería muy hipócrita de su parte, ya lo había salvado… tal vez… —Claro vamos a casa— no hizo nada más que conducir todo el camino de regreso, su cabello ya estaba secándose después de haber caído en el agua del pantano y su ropa igual se comenzaba a secar por lo que le causaba algo de picazón al respecto, pero estaba bien, no tenía ningún problema, hacía ya unos 66 años que no se sumergía al agua del pantano a jugar… ojala fuera todo un sueño —¿Cómo es…— iba a preguntarle algo pero dejo de hablar al notar que se había quedado dormido, un escalofrió recorrió su piel al solo pensar que se veía “bien” así dormido, solo como estaba descuidado, con una larga barba, desnutrido y sucio, aun así no podía tener esos pensamientos hacia ningún hombre, en especial hacia él. Respiro profundamente mientras seguía conduciendo, antes de entrar a New Orleans se detuvo en una gasolinera para comprar un par de cosas que necesitaría al llegar a casa, entre ellas agua oxigenada, hilo, vendas, cosas que tal vez el necesitaría como una rasuradora y crema de afeitar, compro igual una de esas mantas pequeñas  que vendían para viaje y pago por gasolina, subió las cosas al carro y comenzó a llenar la bomba del automóvil, abrió la manta que había comprado y se la puso encima para que lograra dormir mejor. Termino todo y volvió a tomar camino hacia New Orleans, no pasaron ni unos 10 minutos de que había salido de la gasolinera para que él se despertara, le había dado un gran susto.

—¿Qué paso? ¿Estas bien?— pregunto con rapidez desviando un poco la mirada al camino y vio que realmente estaba bien relajo su postura y siguió manejando —Me has dado un gran susto— se detuvo en un semáforo escuchando que era lo que decía sobre los esclavos y las piernas de las mujeres, no parecía tan indignado como esperaba que estuviera, incluso bufo y medio sonrió cuando noto que aunque estaba muy indignado por ver las piernas de las mujeres, él seguía viendo esas piernas sin descaro alguno —No creo que a sus esposos les importen, ni siquiera creo que estén casadas— evito el tema de los “esclavos”  por un bien común o de verdad si le apuñalaría varias veces y primero no iba a manchar los interiores de su auto de sangre, segunda ella jamás mataría a alguien aunque ese alguien fuera inmortal y cambiado la historia de su familia. —Bastian… Miles Davis… él ya está… muerto— se relamió los labios después de un rato volvió a avanzar porque el semáforo estaba en verde, estaban por llegar a su casa, que estaba así a las afueras de la ciudad casi al pantano, el pantano era su vida —No creo que estes loco, creo que estuviste mucho tiempo debajo del agua y eso afecto un poco tu lóbulo temporal— dijo Lorrine dando una explicación lógica, eso realmente pasaba, ella no estaba insinuando que estuvo días, solo un par de horas, no podía explicar realmente este acontecimiento sin usar la magia, ¿Cómo evitar la magia? —Lorrine si… muchos me llaman Lulú si se te hace más fácil de recordar— comenzó a disminuir la velocidad cuando entraron al área residencial, la vereda estaba llena de grandes árboles, altos y frondosos, las casas tenían una pinta colonial muy hermosas —¿Quieres que te cuente de mi? No hay mucho que contar soy… yo soy yo… tengo 26 años, nací aquí en New Orleans, amo el pantano, amo la gente de aquí, amo la ciudad y…— estaciono el auto al llegar una casa en una curva de la vereda, entro al camino de la casa para estacionarse enfrente y apago el motor del auto, se mordió el labio y respiro profundamente mirando hacia el techo de este auto —Mi esposo no le va a molestar — respiro profundamente, no espero que le preguntara nada por el estilo, cerró los ojos e inclino su cabeza en el volante, aun le dolía hablar sobre el tema, respiro hondo y volvió a la compostura —Soy viuda, mi esposo acaba de morir hace dos días, y sonara mucho más loco lo que te voy a decir yo a lo que me dijiste tu hace un rato… tienes un gran parecido a él— no sabía que estaba diciendo pero necesitaba lograr que se quedara, tenía que tenerlo y no dejar que se marchara —Tus ojos, tu cabello, tu rostro, tu voz es igual pero el acento un poco francés es… cuando te vi en el fondo del pantano, realmente pensé que podrías ser él, deseaba que fueras él— giro su vista porque sus ojos se habían llenado de lágrimas, definitivamente hubiera dado todo porque fuera Emilie, y podía escucharlo claramente al Barón reírse “Bien Lulú encuentra su punto débil contándole el tuyo para que se quede, bien pequeña así se hace”  

—Discúlpame—  limpio un par de lágrimas que caían de sus ojos y giro a verlo con la cabeza agachada —Bajemos para que puedas asearte y comer algo, compre en el camino algunas cosas que tal vez necesites y que yo no tengo— quito las llaves del auto, bajo de este mismo y abrió la puerta de atrás donde tenía las bolsas donde tenía lo que compro en la gasolinera, mientras bajaba todo, comenzó a hacer un conjuro para que cualquier foto, cualquier recuerdo que hubiera  en la casa de Emilie apareciera el rostro de Bastian, así de sencillo, tardo un poco en bajar y volver a donde estaba el inmortal, abrió la puerta de la casa entro ella y luego le pidió que entrara —Por favor entra, siéntete bienvenido— el conjuro había funcionado podía ver la foto de Bastian y no la de Emilie, si olvidaba su rostro tal vez olvidaría su dolor.
avatar
C. Lorrine Lemonie
Brujo Vudú

Mensajes : 14
Fecha de inscripción : 08/11/2013
Edad : 38

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The way we ending [Bastian-Privado]

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.