Bastian A. Ryder ID

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Bastian A. Ryder ID

Mensaje por Bastian A. Ryder el Sáb Ene 25, 2014 1:28 am

Bastian A. Ryder
Hay algo más grade que el amor a tu libertad,el odio a quien te la quita.
Apodo
Alcalde
Edad
296.
Profesión
Alcalde de Salem.
Raza y especialidad
Humano-Inmortal-
Ciudad Natal
Francia
Orientación Sexual
Heterosexual.
descripcion psicologica
Cuando uno hablaba acerca de Bastian, sonreía al instante y las palabras que siempre lo describían bien eran “es todo un caballero, encantador, digno de su apellido” Bastian Lemoynd era la definición a la etiqueta y a la amabilidad, inclusive con los esclavos el solía bromear y hasta les pedía las cosas por favor, nunca fue petulante a pesar de siempre haber tenido a su disposición todas las riquezas y favores que su apellido le podían permitir. Jovial y atento, educado y servicial, tolerante. En pocas palabras era un sueño como amistad, como amante era aun mejor, atento y romántico, apasionado y salvaje, sabia amar y se sabía dar a amar, sus padres le habían enseñado ben en cada momento, incluso su hermano mayor en sus momentos de ocio le daba enseñanzas de que era lo que a una mujer le gustaba y era por eso que él se enseñó bien a hacer un don juan, un rompe corazones que al final d cuentas ningún corazón terminaba roto por que él era un experto en dejar las cosas bien con sus amantes.

Después de su tragedia con la bruja voodoo Sophie y que lo rescataran por primera vez, Bastian se mostraba agradecido, atento, seguía igual de encantador pero al escuchar tema de brujas se volvía un demonio, las odiaba y las odia a muerte, no puede si quiera escuchar referencia a ella. Como amante seguía siendo el mismo pero más romántico, más atento intentaba enamorarse en verdad pero nunca lo logro, su odio a veces lo carcomía más que su deseo por olvidar.

A la segunda vez de ser rescatado Bastian ya no era nada de lo que era antes su jovialidad desapareció, su encanto igual, su típica sonrisa de amabilidad se esfumo por toda la tortura que había vivido.
Ahora es Bastian Ryder, sínico, burlón, petulante, intolerante, grosero, engreído, egocéntrico, impulsivo, explosivo. Todo lo malo que pueda formar a un hombre Bastian lo tiene, en el ya solo existe odio, rencor y sed de venganza. Nunca lograras que él esté equivocado, el siempre tendrá la razón aunque no sea asi, su odio lo tiene poseído a tal grado que hará todo lo posible por que todas las brujas estén muertas.
Alcohólico, drogadicto, adicto a las mujeres, de la misma forma todo lo que mataría a un humano Bastian lo lleva a extremos muy altos, él se resguarda en que esas sustancias y las mujeres para según el hacerle olvidar por unos momentos todo lo que paso en su vida.

Hablando en el ámbito amoroso, tal cual no existe para él, se enamoró dos veces, la primera de su mujer y él está seguro que ha sido la única, pues Sophie solo lo enamoro a base de hechizos por un capricho de ella. El no mara nunca, el no llevara a una cita romántica a alguna mujer y si lo hace será para solo acostarse con ella, el solo te dirá te amo si necesita hacerlo porque necesita algo de ti, Es capaz de bajarte la luna y las estrellas y de vender su alma por tu amor y ahí es cuando te das cuenta que miente, pues él no tiene alma que vender, es un maestro en el arte de mentir y manipular. Sigue siendo un excelente amante pero no esperes que lo sea por más de una noche por que jamás pasara.

Como enemigo si es de temer. ¿Por qué? Fácil ¿qué importa cuánto daño se le haga? Si no puede morir ¿qué importa si se le corta profundamente? Si va a sanar en segundos. Su maldición es esa, no morir jamás por eso si ti tienes una queja en contra del él no ira contigo dispuesto a hablar, no, el ira hacia a ti apuntándote con una pistola o sosteniendo un cuchillo o si tienes la suerte puedes volverte su diversión y dejara que su amado pueblo te mate siendo acusada o acusado de brujería. Como sea Bastian es de esas personas que en tu vida quieres conocer y que si la conoces no pretendes querer tratar jamás, es pesado, es egocéntrico como se dijo antes, si vida para el no vale nada y si él vive es porque debe acabar con esos seres con el demonio adentro y una vez acabados todos ellos el buscara la forma de ponerle fin a su maldición .

   
gustos y disgustos
Gustos
El alcohol
EL tabaco
La Cocaina
Las mujeres morenas de piel.*es un amor odio*
El sol
La nieve
Tocar piano
Es cinefilo
Football Americano
Cerveza, Vino Y Whisky
Carros , motocicletas
Viajar
Los duces
El queso
Los perros
Música clásica

Disgustos
BRUJAS  y todo lo que
Tenga que ver con ellas y ellos
Odia el agua
Música estruendosa
Pretenciosos, convenencieros, débiles, mentirosos.
El ruido de la ciudad
Gente de raza negra
Mujeres de piel morena *es amor-odio*
Chocolate



   
Armas y hechizos

Cuenta con una extensa gama de armas de fuego y también una extensa sociedad con brujos aliados....que al final de cuentas morirán

   
historia
Nueva Orleans fue fundada por un francés llamado Jean Baptiste Lemoynd, junto con su esposa, Meredith Gusse y sus hijos, Leonarth, Pauline y Bastian Lemoynd  y varios compatriotas más poblaron lo que ahora es conocido como Nueva Orleans. Esta familia rápidamente se hizo una de las más adineradas y reconocidas, cultivando lo que podían con manos de trabajo, esclavos.
Bastian siendo el más pequeño de los tres fue el más despreocupado de todos siempre, juguetón, encantador, extrovertido, todo un estuche de monerías, querido por todos y respetado por el apellido, buen estudiante y bastante inteligente. Su infancia fue sublime, nada que recalcar por lo tanto pasaremos de eso.
Fue comprometido con una bella francesa a la edad de 15 años, él estaba feliz, la niña era encantadora y muy divertida, no podía quejarse de aquello. Se casaron en una hermosa tarde de abril cuando Bastian tenía ya 25 años, mientras el sol se ponía, él estaba enamorado de su esposa  o eso pensó el, pues en cuanto una belleza de piel morena paso por enfrente de sus ojos se quedó con la boca abierta, vestía un uniforme de mucama francesa el cual acentuaba su figura, aquel vestido cubría todo su cuerpo a excepción de sus manos cuello y cara, su cabello recogido y cubierto por una tela blanca hacían destacar su bello rostro, de manera inmediata tanto la chica como el quedaron prendados, Bastian no podía creer eso ,no podía entender por qué esa chica le gustaba si era una esclava más, era negra y eso era para toda su sociedad bastante repugnante .Bastian no podía dejar de seguirla con la mirada , es más hubo un momento en que empezó a seguirla y sus miradas se cruzaban y el jugueteo de roce con las manos apareció, nunca la había visto antes , tenía ansias de tomarla en sus brazos, tenía necesidad de saber quién y cómo se llamaba esa mística morena, ella le concedió ese deseo y en un momento dado al cruzarse ella le susurró al oído con ese francés tan perfecto “Sophie”, el nombre de un ángel, de un ángel de piel negra, pero por respeto a su esposa esa noche no hizo nada.

Su bendición o mala suerte llego cuando su mujer cayo en cama, embarazada y con 6 meses la señora estaba muy enferma, sufría por él bebe que llevaba dentro. Bastian deprimido y desesperado pidió a dios por la vida de su mujer y la de su hijo y mientras rezaba al pie de la cama de su esposa semi consiente una mano se posó en su hombro.
-Mi señor Lemoynd, a veces dios se lleva las cosas que amamos por que asi debe de ser-  hablo con tanta dulzura  la chica de piel morena que Bastian solo pudo mirarla sorprendido-Levántese mi señor, acompáñeme a la terraza- Bastian solo pudo mirarla y la siguió hasta afuera, era tan bella a la luz delas velas que se quedaba mudo-Existe gente con dones peculiares- acarició la mano de Bastian con tanta confianza.
Bastian se sintió ofendido y quito la mano de su agarre –Insolente esclava, tus cosas satánicas no me interesan- la empujo  del hombro hacia el barandal de la terraza- he visto sus rituales y he escuchado sus canticos, adoran al demonio sacrificando animales y aceptando al diablo en su alma- le gruñó mirándola a los ojos, pero al mismo tiempo que la miraba con recelo la deseaba, la deseaba tanto que su agarre de fuerza en el hombro comenzó a bajar por entre el pecho de ella, la mujer no hizo nada y solo suspiro, Bastian sin pensarlo la tomo entre sus brazos y comenzó a besarla, no sabiendo por qué pero deseaba hacer aquello, al deseaba a ella y estaba dispuesto a tomar eso que tanto quería pero ella lo detuvo y contra sus labios la mujer negra susurro- yo puedo salvar a su esposa y a su hijo, yo soy capaz de hacer cosas inigualables- lo beso de nuevo-Permítame ayudarlo- Bastian acepto aun sintiendo el sabor de los labios de esa mujer. Dicha chica entró al cuarto dejando a Bastian en la terraza ,comenzó a decir algo en un idioma que no conocía y de su delantal saco algo que le metió en la boca a su mujer, llamo a Bastian tendiéndole la mano, él se acercó y sintió el beso de esa mujer morena sobre sus labios, era tan extraño lo que sentía que no podía describirlo pero tampoco podía o quería evitarlo- ahora besa a tu esposa- le indico aquella mujer y Bastian hizo caso, en cuanto beso a su esposa sintió una fuerte opresión en el pecho y cayo inconsciente en el piso.
Despertó en su habitación recordando todo y poniéndose su bata fue a ver a su mujer y esta estaba sentada con el semblante totalmente diferente, estaba mejor, mucho  mejor, él bebe estaba perfecto, era un milagro del señor decían todos y él sabía perfectamente que el milagro tenia nombre y ese era Sophie.
Estando con su esposa solo podía pensar en Sophie, estando en la ducha solo podía pensar en ella, a la hora de la cena, cuando estaba con su hijo, cuando estaba con sus amigos, antes, durante y después de dormir todo el maldito tiempo, pero lo curioso  de todo es que ya había pasado 1 mes desde aquella noche y no la había visto, esa morena de su boda  la cual salvo a su esposa estaba desaparecida ,la Morena Sophie no se encontraba en ningún lado.
Bastian desesperado daba una recompensa de miles ,de toda su herencia si le daban noticias de ella y por fin Sophie apareció en su vida, tan bella como siempre, vistiendo ropas típicas de esa raza, en cuanto la vio se arrojó a sus brazos pidiéndole que nunca lo dejara, que la amaba y necesitaba de ella .Claramente Bastian estaba bajo un hechizo, como poder amar a alguien en tan poco tiempo, habían sido meses desde la primera vez que la vio paseándose en su boda, Bastian estaba perdido por ella, como si verla saciara su alma . Esa noche hizo lo que en su noche de bodas se reprimió a hacer, consumaron su amor, Bastian se olvidó de su esposa y su hijo, se olvidó de su familia pues él amaba a Sophie la bruja  voodoo, probo su piel morena sabiendo que se haría adicto a ella, vendió su alma a esa mujer sin pensarlo dos veces, era un simple esclavo para aquella mujer morena...
Su familia al enterase que Bastian estaba agarrado de las faldas de esa negra pego el grito en el cielo ,no lo aceptaban, no podían creerlo y sin pensarlo fueron por esa mujer y por Bastian el cual parecía estar completamente perdido sin la bruja Sophie. Bastian era distinto a antes, parecía salvaje, era una bestia defendiendo su propiedad, gruñía a los presentes y los corría soltando golpes sin importarle quien se le pusiera enfrente, nadie tocaría jamás a su bruja, era una dama poderosa, una bruja real y el la amaría por siempre, estarían juntos hasta que ella lo permitiera y de ser posible viviría la eternidad si el voodoo  se los permitía.
Esto era inaudito , cientos de trabajadores de la familia atraparon a la mayoría de esclavos ,los golpearon y separaron de sus familias, gritos de terror se escuchaban por todos lados y Bastian no podía separarse de esa mujer, gritaba que los dejaran que el amaba a Sophie, que se iría con ella y que nadie la tocaría jamás, arrebataron a Sophie de los brazos de Bastian y el siendo jalado y sostenido por cuatro hombres gritaba y suplicaba que no le hicieran nada a esa mujer ,lloraba por ver como su morena era arrastrada para ser maltratada.

Solo había una condición para que esa bruja no muriera, que el propio Bastian la sometiera como la esclava que era, y una vez que estuviera sometida entendería su lugar, su familia perdonaría aquella vergüenza si Bastian aceptaba aquello, preso del terror al pensar en que podrían asesinar a esa mujer se negó rotundamente, pero algo lo impulso como si desde adentro en su cabeza le ordenaran a hacerlo y asi fue como acepto golpearla, acepto someterla con tal de que perdonaran su vida y el prometió jamás volver  a ella.

El día llego y con látigo en mano Bastian se acercaba a una Sophie completamente desnuda amarrada de las muñecas, de tal forma que no pudiera defenderse. La mirada de aquel hombre con el látigo en la mano era vacía, dudaba, tenía miedo de hacer lo que había prometido, peo él no quería que su Sophie fuera arrebatada de su joven vida, él no quería que ella fuera asesinada, ella no había hecho nada malo había complacido a su amo y amante, había echo feliz a Bastian con gestos y cualidades ordinarias, no tenía por qué morir. Para el este acto que el haría era mil veces mejor que dejar que mataran a su morena  ,le repetía esa voz de nuevo en la cabeza, unos 6 latigazos y ya, todo quedaría olvidado. Bastian sufría en silencio, con rabia , la mano temblorosa y sudando dio el primer azote en la espalda de su morena, con lagrimasen los ojos se dispuso a detenerse, pero algo  lo impulsaba a seguir, algo lo obligaba a seguir azotando a Sophie, el ya no quería, es más quiso gritarles que era suficiente pero sus labios estaban sellados por algo que él no sabía explicar. Dio el segundo azote dejando que esta segunda profundizara aún más en la piel de dicha señora, la señora frente estando hincada a él se lamentaba cada vez más fuerte. El cuarto golpe hizo que la mujer gritara y con ese grito un viento helado apareció, Bastian no lo soportaba pero él no controlaba su cuerpo, volvió a azotarla y los arboles parecían gruñir, como si soltaran maldiciones y estuvieran listos para atacar a todo aquel que disfrutara de esa atrocidad. Bastian pudo ver como sombras comenzaban a salir de los pantanos, se movían ágilmente con rostros de lamentos y otros con muecas de furia, era algo sorprendente, pero los gritos de su padre y su hermano al unísono resonaron sobre el rugir de los árboles “– Azótala o morirá!-“volvió a azotarla y el gran  fuego que alumbraba aquélla espantosa escena se levantó como si le hubieran soplado. Sophie gritando maldecía en un idioma que no entendía  Bastian ,él no se detuvo y azotándola de nuevo miro como su propia casa se comenzaba a quemar, se escuchaban gritos por todos lados y todos huían de la gran mansión en llamas la cual comenzaba a desplomarse, pero la familia de Bastian no había acabado, apagaron el fuego sin perder de vista como esa mujer con el demonio adentro miraba a Bastian, rugieron de nuevo los árboles y el viento silbo tétricamente pero uno de los capataces del padre de Bastian golpeo el rostro de la bruja dejándola inconsciente tomo el cuerpo de aquella mujer desnudo y como una burla a ella y a Bastian la dejaron en manos de hombres depravados, los cuales abusaron de aquella débil y lastimada mujer.
Bastian no hizo nada, no pudo hacer nada, se quedó helado mirando como su supuesta amada era manoseada ahí en la tierra como si fuera un pedazo de carne siendo roída por animales hambrientos. Bastian estaba pegado al suelo, inmóvil, como si lo hubieran atado. Eso no era lo que debía pasar, se suponía que solo serían azotes, su morena inconsciente siendo zangoloteada no lo miraba, estaba en shock  y él era alejado poco a poco sin dejar de ver esa escena, la había salvado, seguía con vida, no la iban a matar, no le lastimarían más .Cobardemente algo lo jalo, lo atrajo hacia su familia,  miro por última vez como esa mujer estaba siendo ultrajada y él se dio la vuelta  y comenzó a alejarse pese a su verdadera voluntad, algo le  hizo hacer como que  aquella noche nunca había pasado.

No pasaron más de tres días y Bastian cayó en cama enfermo, fiebre tremendamente alta, alucinaciones, perdida dela vista, vómitos incontrolables, nadie sabía por qué y todos atribuían eso a una maldición de Sophie la bruja y en efecto ella lo había hecho, pero no gustosa de hacerlo caer en cama llena de ira y con sed de venganza hizo que el fuera en busca de ella arrastrándose como la alimaña cobarde que le había demostrado ser. Bastian atravesó su casa lográndose zafar del agarre de todos, atravesó su gran patio, era patético, daba lastima y asco escuchar cómo se lamentaba y gemía una y otra vez  “Sophie, mi amor, Sophie”  siguió arrastrando hasta llegar a la choza en la cual Shopie se sanaba con rapidez y una vez que Sophie lo vio le dio entrada y lo “cuido”, lo limpio, le recostó junto a ella y limpio su sudor y bajo su calentura, lo alimento y lo procuro en todas sus necesidades. Después de 3 días más Sophie de forma sensual comenzó a besar y acariciar a Bastian, este vuelto loco correspondió a sus besos y caricias, Sophie sentada sobre el miraba los ojos azules de Bastian estos brillaban al verse reflejado en los ojos color avellana de la bruja. Bastian añoraba sus besos y se adelantaba a probar sus labios pero Sophie no se lo permitía, solo le sonreía y levantando un pequeño frasco y el susurro en un francés meloso “-bebe mi rey del bayou, bebe esta pócima que hice para ti, nos mantendrá vivos eternamente-“dijo la bruja acariciando los labios de Bastian con la pequeña botella “- Juntos Sophie, siempre juntos-“dijo Bastian abriendo la boca dejando que ese líquido espeso y rojizo se disolviera en su boca. Ella le dio a beber sus lágrimas y su sangre  las cuales con un poderoso hechizo y su alma vendida le otorgaban la vida eterna, por lo tanto Bastian al beber eso fue maldecido por su cobardía, traición y maldad .Sophie su amada morena lo había condenado a una vida eterna y no precisamente junto a ella o libre si quiera, Bastian viviría eternamente atrapado.
Bastian Cayo dormido después de beber esa pócima, pero algo lo despertó, una opresión en el pecho, desesperación, dolor interno, no soportaba el dolor interno, era como si hubiera sido desgarrado una y otra vez, le ardían los ojos, sus labios punzaba y sus extremidades parecían querer separase solas, duro  horas de agonía, gritos de dolor y maldiciones a Shopie y su clavario apenas comenzaba. Sufriendo de ese dolor perdió el conocimiento por completo sin saber que sería de el
Cuando despertó estaba atado a una especie de tabla, sus manos estaban inmovilizadas al igual que sus pies ,se llenó de terror al ver que estaba bajo el agua, se empezó a ahogar, según él, pero después de varios minutos de luchar para zafa sus amarres se percató de que no estaba muerto y que al parecer no necesitaba respirar….-.”¿Cómo? “-se preguntaba mirando como burbujas de aire se escapaban por entre su nariz y boca - “¿Por qué?” -Se gritaba internamente -“Perdóname, Sophie perdóname mi amor, sálvame, no me dejes aquí”- suplicaba sin lograr que su voz se escuchara, estaba perdido, completamente solo y horrorizado. Su consuelo llego al ver sombras moverse por debajo del agua, aquellas sombras que Sophie había mostrado cuando la azotaban, Bastian sintió alivio al saber que lo  matarían, que dejaría de sufrir estando ahí pues meses ya habían pasado ,pero su querida bruja no tenía eso en mente y pudo escucharla en su cabeza
-No querido mío, no mi amado Bastian, tu sufrirás, sufrirás eternamente, tu tumba será ese pantano y nadie te salvara, estarás sumergid por siempre” era la voz de Sophie y Bastian noto como esas sombras simplemente se reían de él y se alejaban “pagaras tu cobardía, tú me amabas, decías amarme y permitiste que me hicieran eso, me golpeaste, cobarde, miedoso, eres un asco, yo te amaba, en verdad te amaba” resonaba en la cabeza de Bastian y el suplicaba el perdón de aquella mujer “Sophie, sálvame, por favor, quiero morir, quiero morir, déjame morir, tortúrame pero mátame, mátame Sophie “
Pero como todo, Bastian tenia un límite y saliendo de su letargo se dio cuenta que no amaba a Sophie, no la amaba más, la odiaba, odiaba con su ser a esa mujer, esa maldita bruja –“ asquerosa negra infeliz!, prostituta barata-“ se decía a si mismo mirando como un sol muy lejano se podía colar por el agua “- me voy a vengar, no podre matarte pero a toda tu estirpe si, brujas, todas ellas van a morir, las matare-“ Puntualizo Bastian guardando fuerzas para al final poder soltarse
Habían pasado ya cientos y tantos años y Bastian seguía sumergido en su tumba acuática, solamente había podido zafar una de sus manos y esta flotaba con la corriente, pero estaba tan débil que no podía zafarse, su piel arruada y su ropa ya podrida se movían al ritmo del agua, de repente estruendos se escuchaban en la superficie, Lanchas de motor, Bastian no tenia conciencia de que era ni de cuánto tiempo había pasado, espantado y abrumado por esos estruendos en algún momento pensó que era una horda de hombres y mujeres que lo iban a salva, pero al ver que no había muerto después de días lo acusarían de brujería, una vez más esa desgraciada esclava le había jodido la vida .Nadie lo saco, nadie fue por él, pero ese sonido continuaba escuchándose en la superficie, al final se acostumbró a ese sonido infernal.
La mano de alguien lo despertó de su letargo, lo sacaron de ahí a base de tirones, Bastian no lo creía y al sentir el aire en su rostro se dejó caer en el piso viendo como la piedra que lo tenía en el fondo se rompía como si se tratara de agua. Ya en el suelo empezó a vomitar toda el agua que había tragado, tosía desesperadamente y miraba todo sin saber que pasaba, estaba en uno de los pantanos, no muy lejos de donde la choza de Sophie se había levantado –“ en dónde?, en donde esta ella-“ decía en francés mirando para todos lados aun en el suelo- Quien…que?...En donde esta Sophie- seguía preguntando sin ver a su salvadora, una bella mujer lo miraba sorprendida  sin saber que contestar
Bastian la miraba extrañado, quien era ella?, como era que vestía de esa manera tan inapropiada?, no había duda que era hermosa, bella como pocas, ella hablaba con un acento raro ,otro idioma y el solo pudo abalanzarse hacia ella abrazándola fuertemente sin importarle la peste que despedía ni lo mojado que estaba, le agradecía una y otra vez, su francés era más rápido delo normal, no cabía de la felicidad “gracias, mi ángel, gracias, gracias, me salvaste, me salvaste” Bastian le decía a esa mujer en francés. Esta mujer lo tomo en brazos y como pudo lo ayudo a caminar, tardaron como 2 horas en que pudiera volverse poner en pie pues habían pasado años en los cuales no había utilizado sus piernas para nada, cuando por fin se logró parar por si solo fue llevado hasta en donde esta bella mujer vivía. Poco a poco se fueron entendiendo, él sabía que ella se llamaba Isabelle y dentro de poco Bastian ya podía hablar adecuadamente dándose a entender, esta mujer había cuidado de el con tanto recelo que todos notaban lo enamorada que estaba de él y el seguía pensando en Sophie después de todo ese tiempo, seguía amándola pero la odiaba muchísimo más, pero el agradecimiento hacia Isabelle le permitía estar a su lado, no solo como su compañero si no tambien como su amante, poco a poco fue conociendo  la familia de est bella mujer y entre ellas un de sus primas la cual no pensó dos veces y puso su mira en  Bastian tan rápido que fue sorprendente, dicha mujer añoraba tener a Bastian pero el solo veía a Isabelle como su ángel, como su salvadora y jamás le lograría traicionar.
Dicha prima de Isabelle siempre trataba de seducir a Bastian pero este se negaba sin pensarlo, él estaba con Isabelle y era muy feliz, esa mujer lo tenía todo y era su salvadora, le debía su libertad y un par de tetas no le arrebatarían su buena vida que Isabelle le había brindado
Una noche desesperada por los desdenes de Bastian la supuesta prima se le ocurrió a la muy estúpida mostrarle a Bastian que en efecto, ella tambien era una bruja, Bastian se mostró entusiasmado, actuaba bien y la comenzó a besar y a acaríciala, dándole a ella confianza, y una vez que el acto carnal estaba en proceso Bastian lleno de ira y de excitación no dudo en asfixiar a esa mujer poniendo toda la fuerza en una almohada sobre la cara de esa maldita bruja, esa mujer con desesperación pataleaba pero Bastian no desistía  aunque est mujer se adentró en su cabeza suplicando misericordia, Bastian estaba furico, una como ella le había robado el corazón, le había roto este mismo y lo había encerrado en un pantano, le había dado vida eterna haciéndolo sufrir” No , maldita bruja, hija del demonio! Morirás!” gritaba Bastian mientras la seguía asfixiando y a manera de burla la seguía embistiendo”- por arpías como tu yo he sufrido yo hice lo correcto por mí y mi familia –“ Presionaba aún más esa almohada sobre el rostro de la chica la cual seguía luchando logrando solamente que Bastian se excitara más – “Ella era una simple esclava ! le regale la vida, por mí vivió por mucho tiempo más! Y nunca me lo agradeció”- gruño lleno de coraje acabo con la vida de esa bruja .La noticia no tardó poco en salir a la luz y acusaron a Bastian de asesinato, pero no pudieron condenarlo a nada pues Isabelle tomo venganza, el coraje que sentía ella era inaudito Bastian la había traicionado y había matado a un miembro de su aquelarre y le hizo lo peor que pudo, no lo mato, no lo mutilo, si no lo volvió a lanzar dentro de donde lo había sacado antes.
Bastian sumergido de nuevo en su tumba rectificaba más su odio por las brujas, estaba decidido a escapar de ahí costara lo que costara, pero de nuevo la bruja era poderosa y él no tenía más poder que la inmortalidad, se hundido de nuevo en ese sueño del cual prefería nunca estar, pero su traición la estaba pagando y aunque para él lo que había hecho no era malo estaba pagando, de nuevo por algo que era lo correcto, en la opinión de él.
Fue Rescatado de nuevo tiempo después, por otra bruja, la cual de la misma forma lo cuido que como lo habían hecho antes, esta mujer fue una verdadera mina de oro para él, se entendieron rápido, él se olvidó de Sophie, según el pero por alguna extraña razón sentía la misma necesidad que hace siglos había sentido, Bastian estaba prendado o mejor dicho Hechizado por esa mujer de ojos azules sin saber que era descendiente se Sophie, su gran amor y su perdición

Esta mujer, Calíope era otra bruja, viuda pero puso un hechizo  en el cual todos verían a Bastian y enseguida recordarían que él era su esposo, así que no tenía por qué preocuparse por su identidad, solo que ahora no le llamaban señor Lemoynd si no señor Ryder, y asi es como cambio su apellido desapareciendo todo su pasado , se mudaron a Salem la pesadilla de Bastian, brujas, brujos, curanderos , videntes, toda clase de seres con el demonio dentro y una vez posicionándose en la alcaldía no dudo en empezar a meter cizaña como su nueva familia, los Ryder, habían echo mucho tiempo antes, se volvió cazador de brujas, sin saber ni tener idea de que su amada Calíope tenía bajo un embrujo y no era cualquier bruja, sino una muy poderosa, ahora Bastian Ryder se dedica a cazar brujas por el odio que siente por ellas, recordando cada vez que prende el fuego como Sophie e Isabelle lo encerraron en esa tumba acuática.

   
datos extras
-No sabe que tiene una hija con Isabelle.
No sabe que tiene un medio hermano brujo
Le tiene Fobia al agua
No sabe si sigue amando u odia a muerte a Sophie
Diariamente desea morir y diariamente busca formas de hacerlo
Esta hechizado para que no pueda hacerse ningún tipo de daño, es  mera tortura puesta por una de las brujas no sabe cual
by Sora~

   
avatar
Bastian A. Ryder
Humano Inmortal
Humano Inmortal

Mensajes : 15
Fecha de inscripción : 21/01/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.